La liposucción es un procedimiento quirúrgico que usa un técnica de succión para remover grasa de áreas especificas del cuerpo, como el abdomen, muslos, cadera, brazos o cuello. También puede ser usada para darle contorno a estas áreas. 

.

La liposucción típicamente no es considerada como un método para bajar de peso o una alternativa al ejercicio. Si tienes sobrepeso tienes más posibilidades de perder peso a través de la dieta y el ejercicio o a través de cirugía bariátrica - cómo el bypass gástrico - que con la liposucción. 

Puedes ser candidato para la liposucción si tienes demasiada grasa en puntos específicos del cuerpo pero tienes un peso estable.

POR QUE SE REALIZA 

  • Aparte de las razones antes mencionadas, la liposucción también puede usarse para la reducción de busto. 
  • Cuando subes de peso, las células grasas incrementan en tamaño y volumen. La liposuccion es usada para reducir sus números en áreas especificas. La cantidad de grasa que se remueve depende de la apariencia del área y el volumen de la grasa. Los cambios en el contorno generalmente son permanentes, siempre y cuando no se vuelva a subir de peso. 
  • Después de la liposucción, la piel se moldea dependiendo a los nuevos contornos de las áreas tratadas. Si tienes un buen tono de la piel y elasticidad, la piel aparecerá lisa. De no tener buena elasticidad entonces la piel en las áreas tratadas aparecerá suelta. 
  • La liposucción no ayuda con la celulitis o con otras irregularidades de la piel. 
  • Para ser un buen candidato para la liposucción, debes tener buena salud y sin condiciones que puedan complicar la cirugía - cómo una pobre circulación, diabetes, enfermedades arteriales o un pobre sistema inmune. 

RIESGOS 

Cómo con cualquier cirugía, la liposucción tiene sus riesgos, cómo sangrado o una reacción a la anestesia. Algunas complicaciones posibles son: 

  • Irregularidad en el contorno: Tu piel puede tener bultos o puede parecer ondulada o marchita. Esto se debe a que se removió grasa de manera desigual, pobre elasticidad o una recuperación inusual. Estos cambios pueden ser permanentes. El daño debajo de la piel debido al tubo delgado (cánula) que se usa en la liposucción puede darle una apariencia manchada. 
  • Acumulación de fluidos: Se puede formar seromas (acumulación temporal de fluidos) debajo de la piel. Puede ser necesario drenarlos con una jeringa.
  • Perdida de sensibilidad: Puedes sentir una pérdida de sensibilidad temporal o permanente en las áreas afectadas. También es posible una irritación temporal de los nervios.
  • Infección: Las infecciones de la piel son inusuales pero posibles. Una infección severa puede ser fatal. 
  • Perforación interna: Inusualmente, una cánula que penetra profundamente puede perforar un órgano interno.  Esto puede requerir una cirugía de emergencia. 
  • Embolia grasa: Pedazos de grasa sueltos pueden quedar atrapados en un vaso sanguíneo y puede recolectarse en los pulmones o viajar hacia el cerebro. Una embolia grasa es considerada una emergencia médica. 
  • Problemas en el corazón y hígado: Los cambios en los niveles de fluidos al ser inyectados y succionados pueden causar problemas potencialmente fatales en el hígado y corazón. 

COMO PREPARARTE 

Antes del procedimiento, habla con tu cirujano sobre lo que puedes esperar de la cirugía. Repasen tu historial médico, cuéntale sobre cualquier condición médica que puedas tener y dile al cirujano sobre cualquier medicamento, suplemento o hierbas que estés usando.

Si el procedimiento sólo necesita remover una pequeña cantidad de grasa, se puede realizar en un consultorio. Si se necesita una mayor cantidad- o si planeas realizarte otros procedimientos al mismo tiempo - la cirugía puede realizarse en un hospital, seguido por una estadía de una noche. De cualquier manera, necesitarás que una persona te lleve a casa. 

LO QUE PUEDES ESPERAR 

Antes de la liposucción, el cirujano puede marcar las áreas que serán tratadas con círculos o lineas. También podrían tomarse fotos para un antes y después. 

La manera en que se realice el procedimiento depende de la técnica que se use:

  • Liposucción tumescente: Es el tipo de liposucción más común. El cirujano inyecta una solución estéril - una mezcla de agua salada, que ayuda a re mover grasa, un anestésico (lidocaína) para el dolor y un medicamento que causa que se contraigan los vasos sanguíneos (epinefrina) - al área que va a ser tratada. El fluido causa que el área afectada se hinche y se ponga rígida. El cirujano luego hace una incisión y inserta un tubo delgado llamado cánula debajo de la piel. La cánula está conectada a un aspirador que succiona la grasa y fluidos de tu cuerpo. Tus fluidos corporales pueden ser repuestos a través de una linea intravenosa. 
  • Liposucción ultrasónica: Este tipo de liposucción a veces es usada en conjunto con la liposucción tumescente. En este procedimiento, el cirujano inserta una sonda de metal que emite energía ultrasónica debajo de la piel. Esto emulsiona la grasa y la licúa para removerla fácilmente. 
  • Liposucción asistida por potencia: Este tipo de liposucción utiliza una cánula vibratoria. Esto ayuda a que el cirujano remueva la grasa más fácilmente. Esta técnica a veces puede causar menos dolor y hinchazón y ayuda al cirujano a remover grasa con más precisión.

DURANTE EL PROCEDIMIENTO

  • Algunos procedimientos pueden requerir sólo una anestesia local o regional (limitada a un área del cuerpo). Otros pueden requerir una anestesia general, que induce una perdida del conocimiento.
  • Te podrían dar un sedante, usualmente administrado de manera intravenosa, para ayudarte a permanecer calmado y relajado. 
  • Tu ritmo cardiaco, presión sanguínea y niveles de oxigeno en la sangre serán monitoreados a través del procedimiento. Si sientes dolor, dile a tu cirujano.
  • El procedimiento puede durar varias horas, dependiendo de cuanta grasa se vaya a remover. Después del procedimiento el doctor puede dejar las incisiones abiertas para promover el drenaje de fluidos. Si se usó anestesia general, te despertaras en un cuarto de recuperación. Usualmente se pasan unas horas en el hospital o clínica para que el personal medico pueda monitorear tu recuperación. Si estás en un hospital, podrías quedarte una noche para asegurar que no estés deshidratado o en shock por pérdida de fluidos. 

DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO 

Espera algo de dolor, hinchazón y moretones después del procedimiento. Podrías necesitar esperar unos días para regresar al trabajo y unas semanas para regresar a tus actividades normales - incluyendo el ejercicio. 

Tu cirujano podría prescribir medicamento para controlar el dolor y antibióticos para reducir el riesgo de infección. También podrías necesitar prendas de compresión, que ayudan a reducir la hinchazón, por unas semanas. Puedes esperar algunas irregularidades de contorno mientras tu cuerpo se acostumbra a su  nueva forma (CHECAR CON LUIS QUE ESTA FRASE HAGA SENTIDO)

CIRUJANOS PLÁSTICOS EN MONTERREY 

Encuentra los mejores médicos y doctores especialistas en cirugía plástica (cirujanos plásticos) en DIRECTORIO MÉDICO MONTERREY, haciendo click aquí.

Signup for our newsletter !

Login Form

Web Analytics